Causas de la eyaculación precoz

El estrés y la ansiedad es una de las principales causas de la eyaculación precoz, debido al nivel de vida que llevamos y a la tensión que generamos en el ámbito laboral, hace que a la hora de mantener relaciones sexuales no estemos lo suficientemente concentrados y crea uno de los principales motivos de la eyaculación precoz.  Otra de las causas de la eyaculación precoz es la falta de relaciones sexuales, los hombres que no tienen practican a menudo sexo presentan mayor inclinación a ser eyaculadores precoces. También influye el alcohol y el tabaco, aun que parezca un disparate el consumo de éstas drogas es otra de las causas primordiales.

Cuando pasamos una cierta edad, es necesario empezar a cuidarnos, no solo para sentirnos mejor con nosotros mismos, sino también, por éste tipo de trastornos sexuales tales como la eyaculación o la disfunción eréctil. Existen otras enfermedades que causan la eyaculación precoz, como los trastornos bipolares, la depresión, enfermedades de próstata o algunos trastornos neurológicos. En los años que llevo trabajando en la medicina, he podido comprobar que le ejercicio físico ayuda a prevenir este tipo de trastornos, y además es muy saludable para la salud. Cuando nos damos cuenta que padecemos eyaculación precoz, muchos de nosotros no nos atrevemos a acudir al médico y al final el problema se alarga, he conocido casos en los que se ha llegado a ocultar éste problema y cuando han decido acudir a la consulta han padecido una eyaculación precoz difícil de de solucionar, pero no imposible. Por eso recomiendo  siempre, acudir cuanto antes al médico. Algunos de los tratamientos para éste tipo de trastorno sexual son pastillas como priligy generico, o incluso viagra generico, cialis o kamagra que contienen dapoxetina, también un tratamiento para ayudarnos con éste problema es la terapia psicología, en la que recomendamos acudir con las parejas, para que asi no sintamos que es solo un problema de uno si no de los dos.

La pareja tiene un papel importante en este trastorno sexual, debe ser comprensiva y saber que nadie tiene la culpa de éste trastorno, además uno de los aspectos más importantes a tratar es la relación de pareja, si se tiene, es necesario cambiar la percepción de la sexualidad, y debemos conocer que los coitos más largos no siempre son los más placenteros y además no aseguran el orgasmo femenino.  Cuando la actividad sexual es mas rutinaria se lleva mejor este problema y tiene menos componentes de ansiedad,  pero cuando hemos conocido a una nueva persona, nos concentramos tanto en no fallar que al final la ansiedad y el estrés pasa factura. Es necesario saber que la disfunción afecta a una gran mayoría de hombres, en lo que la edad no tiene nada que ver, también la padecen adolescentes debido a sus primeras relaciones, y los hombres de mediana edad también son víctimas de la eyaculación precoz.